Seanest - Jan Van Parijs Propiedades

Cómo vender un piso: errores a evitar

Poner a la venta un inmueble es un proceso complicado y tedioso. Aquí te damos algunas claves para saber cómo vender un piso sin cometer errores.

 

Vender una vivienda en tiempos de crisis no es tarea fácil. Es necesario armarse de paciencia, pues según la empresa de tasaciones Tinsa, el proceso de venta de una vivienda dura una media de 10’6 meses. Cantabria, Segovia y Álava son las provincias en las que más tarda en venderse una casa, mientra que Madrid, Barcelona y Zaragoza son en las que menos tiempo transcurre.

 

Independientemente de la ciudad, el proceso de traspaso de un inmueble es lento y tedioso, y se puede torcer por cualquier pequeño descuido. Por ello, es importante ser precavidos y, para ello, nada mejor que conocer los errores que hay que evitar para saber cómo vender un piso de la forma más rápida posible. ¡Atentos, propietarios y agentes inmobiliarios!

 

1. Esperar que lleguen muchas oferta. Muchos dueños de inmuebles piensan que van a tener una lluvia de llamadas de interesados por su apartamento y, por ello, rechazan las primeras ofertas que reciben pensando que llegará una mejor. Este procedimiento es un error porque se corre el riesgo de perder una buena propuesta por avaricia. La experiencia dice que los primeros en contactar suelen ser los más interesados, así que hay que concederles la importancia necesaria y tratar de llegar a un acuerdo con ellos.

 

1-4.jpg

 

2. Poner un precio excesivamente elevado. En la actualidad, los futuros compradores de inmuebles poseen mucha información acerca del mercado de Real Estate. A través de páginas como Idealista o Fotocasa pueden acceder a la amplia oferta de viviendas que hay en nuestro país y estudiar por zonas o localidades los costes de un piso. Por ello, hay que ser realista y adaptar el precio al valor real de la propiedad. Hinchar los precios no va a servir para nada más que para espantar a personas que con otro importe podrían ser compradores potenciales.

 

3. No publicitar el inmueble. Volviendo de nuevo al tema de internet,el mundo online se ha convertido en un excelente escaparate para los apartamentos en venta. Si quieres vender una casa es recomendable que la anuncies en las distintas webs inmobiliarias líderes en el sector, ya que eso le dará mucha más visibilidad. Tampoco está de más que cuelgues el típico cartel de ‘Se Vende’ o que coloques la ficha técnica del inmueble en la vitrina de tu agencia. En este caso se cumple el refrán de ‘Cuanto más azúcar, más dulce’.

 

4. Mantener desperfectos o averías. Antes de poner la vivienda a la venta es aconsejable realizar una pequeña labor de mantenimiento para comprobar que todo funciona a la perfección. Detalles como una persiana atascada, una ventana que cierra mal o un grifo que gotea son los que echan para atrás a potenciales clientes o, lo que es peor, les dan un arma para negociar a la baja el precio de la casa. Arreglar este tipo de daños no requiere un gran desembolso económico y hará que ganes puntos a la hora de liquidar tu propiedad.

 

5. Ser poco transparente. Ante todo hay que asumir que la vivienda es la que es y ser realista y consecuente con ello. Con esto nos referimos a que hay que ser veraz en los anuncios del inmueble y no mentir ni inflar sus prestaciones, pues cuando los clientes visiten la casa se darán cuenta del engaño y perderán su interés. Lo mismo en cuanto a ocultar información de manera intencionada. Cuantas más fotografías, vídeos y documentación pongas al alcance de los usuarios, mejor. Los anuncios sin fotos o con información deficiente son los que menos visitas reciben.

 

2-2.jpg

 

6. Decoración muy personal. Las viviendas de segunda mano suelen pecar de tener una decoración muy particular, adaptada al gusto de los propietarios iniciales. Por ello, en países como Estados Unidos, antes de poner en el mercado un inmueble, este pasa por un proceso conocido como Home Staging que consiste en despojar a la casa de toda su identidad y amueblarla de una manera neutra para que guste al mayor número de personas posible. Aunque este método puede ser bastante costoso, sí que es recomendable quitar del piso los elementos que más pueden condicionar la venta, como fotografías de los propietarios, objetos decorativos muy personales, muebles coloridos, etc.


7. Evitar la ayuda profesional. Muchos particulares por intentar ahorrarse algo de dinero deciden saltarse a las agencias inmobiliarias y poner a la venta sus inmuebles por sí mismos. Esta decisión puede suponer un grave error si no se conoce el sector, pues ignorar la legislación y la normativa en el área inmobiliaria puede llevar a cometer graves errores. Es, por lo tanto, conveniente recurrir a la ayuda de agentes inmobiliarios que sabrán asesorarte sobre la situación del mercado y llevarte hacia una venta exitosa. En Seanest consideramos que podemos ser de gran ayuda y, por ello, nos ofrecemos para contribuir en tu proceso de venta. Si te interesa, puedes ponerte en contacto con nosotros y hablamos sin compromiso.

 

Suscribite a nuestro blog

Siente la Costa Blanca

Suscríbete y recibirás información sobre el sector inmobiliario, contenidos interesantes sobre Calpe y sus alrrededores, ofertas y mucho más.