Seanest - Jan Van Parijs Propiedades

Guía de buenas prácticas para un agente inmobiliario

Triunfar en el mercado inmobiliario requiere ganarse la confianza de tus clientes. Te contamos cómo acercarte al éxito en el sector.

 

Comprar una casa, un apartamento o cualquier tipo de vivienda es una de las decisiones más importantes que toma un individuo a lo largo de su vida. ¿Qué presupuesto tengo?, ¿qué busco?, ¿cuáles son mis necesidades?...estas y otras preguntas surgirán durante el proceso de selección. Pero, ¿cómo solventar estas dudas? Aquí entra el juego la actividad y asesoramiento de un agente inmobiliario, quien conoce el mercado e intenta ofrecer las mejores soluciones a sus clientes.

 

El trabajo de estos profesionales no es tarea fácil, pues su función principal es mediar entre el propietario de un inmueble y el comprador o arrendatario de éste. Por tanto, su centro de actividad es el manejo de relaciones interpersonales, circunstancia que requiere cumplir una serie de requisitos para saber cómo ser un agente inmobiliario exitoso. A continuación, hemos elaborado una guía de buenas prácticas para ello.

 

cmo_ser_buen_agente_inmobiliario.jpg

 

  • Atención personalizada. Entre las funciones de un agente inmobiliario destaca la relación con sus clientes. En ese sentido, no basta con un trato cordial, sino que es recomendable conocer algunas de sus circunstancias personales para ganarse la confianza del comprador. Asimismo, gracias a ello, se puede ofrecer una atención más cercana para crear eso que Ignacio Castillo, experto en gestión y captación inmobiliaria, ha bautizado como “contrato de confianza”. Saber escuchar, observar y entender cuáles son las necesidades de los clientes es, por tanto, el primer paso para construir una relación con ellos que te alejará de vender casas para empezar a vender sueños.

 

  • Información transparente. ¿Quieres que esa confianza en tu trabajo crezca? Lo mejor, para ello, es ser honesto. Es decir, los datos fundamentales, las características del inmueble y las condiciones de adquisición han de comunicarse con veracidad y objetividad, huyendo del engaño, por mínimo que sea, que pueda repercutir sobre la economía de los compradores o arrendatarios. Además, hablar claro es muy importante, sobre todo cuando el cliente está algo indeciso con la transacción.

 

 

consejos_agente_inmobiliario.jpg

 

  • Constancia. Hemos hablado de la necesidad permanente de aprender, y en ese proceso hay que ser constante. La clave para diferenciarse de los competidores es invertir tiempo en ti mismo para ganar experiencia y poder ofrecer recomendaciones no solo mejores, sino también más creíbles. Por otro lado, derrumbarse por no sacar adelante las operaciones a la primera es un grave error, por lo que has de saber que para una vivienda existe la posibilidad de chocar varias veces con la misma piedra. ¡Cáete, pero levántate y sigue luchando hasta conseguir el éxito en la transacción!

 

  • Pasión por el trabajo. Puede sonar a tópico, pero amar lo que se hace es una condición indispensable para triunfar en el ámbito laboral. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: si te apasiona tu empleo, te enfrentarás a él con buena actitud y los resultados serán más que buenos. Además, si desarrollas tu actividad con gran optimismo, conseguirás que los clientes se sientan todavía más atraídos por la vivienda que desean adquirir.

 

  • Planificación del trabajo. Un agente inmobiliario exitoso es, sin duda, una persona con excelente capacidad de organización. En ese sentido, es recomendable establecer horarios para el desarrollo de las tareas, apuntar todos los compromisos en la agenda para que no se olvide ninguno de ellos, gestionar los trámites de forma ordenada, etcétera. De hecho, puedes hasta planificar tus objetivos semanales y reservar un determinado tiempo en el día para mantener reuniones con los clientes.

 

buenas_prcticas_agente_inmobiliario.jpg

 

  • Uso de las nuevas tecnologías. La aparición de Internet ha propiciado que muchos usuarios busquen los inmuebles en los sitios web de las inmobiliarias. Por ello, estar presente en el entorno digital es indispensable para cualquier agencia de Real Estate. Las redes sociales, asimismo, dan a conocer las propiedades para llegar a un mayor número de posibles compradores o arrendatarios y los blogs sirven para ofrecer información de utilidad a los clientes. La principal ventaja de todo ello es que se acelerará el proceso de creación de esa confianza con un nivel de inversión más bajo que el que requiere, por ejemplo, la publicidad convencional.  

 

  • Valor añadido. ¿Qué puedes aportar a tus clientes más allá de una casa? ¿Cómo vas a posicionarte por encima de tus competidores? Hacer más de lo que esperan las personas con las que te relacionas en una transacción inmobiliaria genera confianza en el servicio que ofreces.


Es cierto. Ser un agente inmobiliario de éxito requiere trabajo, esfuerzo y compromiso y, para conseguirlo, has de comenzar cumpliendo con estas buenas prácticas. ¿Te apuntas al reto?

 

Suscribite a nuestro blog

Siente la Costa Blanca

Suscríbete y recibirás información sobre el sector inmobiliario, contenidos interesantes sobre Calpe y sus alrrededores, ofertas y mucho más.