Seanest - Jan Van Parijs Propiedades

Ventajas e inconvenientes de invertir en segundas viviendas

La situación del mercado inmobiliario es perfecta para comprar una casa en la playa. Si todavía tienes dudas, aquí te explicamos por qué hacerlo.

 

¿Estás pensando invertir en una segunda vivienda? Lo cierto es que, si es así, no podrías haber escogido un momento mejor: precios bajos, facilidades de crédito, conseguir rentabilidad… Las oportunidades están para aprovecharlas, sin embargo, no es de extrañar que las dudas invadan tus pensamientos, sobre todo porque, en los últimos años y tras el estallido de la crisis inmobiliaria, poseer una segunda residencia ha sido un lujo al alcance de muy pocos. Por este motivo, el alquiler ha tomado el relevo y se ha posicionado como una alternativa a la inversión, pero España sigue siendo un país de propietarios.

 

Estamos convencidos de que te encantaría descansar en un lugar alejado del bullicio de las principales ciudades y asegurarte, de esta manera, unas buenas vacaciones. Alquilar es una buena opción, pero no hay nada mejor que estar en casa. ¿Te imaginas que, cada año, pudieras disfrutar de los pequeños paraísos de las Baleares, la Costa del Sol o la Costa Blanca? No obstante, conscientes de tus dudas y para ayudarte a tomar una decisión, te contamos cuáles son las principales ventajas e inconvenientes de invertir en una segunda vivienda.


post_23a.jpg

 

Inconvenientes de invertir en una segunda vivienda

 

Invertir en viviendas en lugares como Calpe, Mallorca o Marbella es el sueño de muchos pero, las personas que así lo desean, deben saber que existen muchos aspectos que han de valorarse antes de lanzarse a la aventura para evitar que la inversión sea un fracaso. ¿Cuáles son esas posibles trabas con las que os podéis encontrar?

 

  • Dificultades en la segunda hipoteca. Los requisitos para obtener un crédito son ahora menos exigentes, pero hay que tener presente que la concesión de una segunda hipoteca es siempre más difícil. Asimismo, los bancos suelen reclamar una cantidad superior en el pago inicial para asegurarse, dado que los propietarios dan prioridad a la hipoteca de su residencia principal, por lo que los intereses serán también más altos que de normal.

 

  • Costes fijos. Una segunda residencia es un hogar en el que no vivirás todo el año, pero ello no significa que te libres de las cargas que supone. Impuestos de propiedad, gastos de comunidad o gastos de financiación son sólo algunos ejemplos de los costes a los que tendrás que hacer frente. Es decir, asumirás los mismos pagos que en tu primera vivienda.

 

  • Comparación y valoración. Los impulsos hay que controlarlos. Comprar por capricho es un gran error que, a largo plazo, puede traducirse en pérdidas, por lo que antes de ello debes preguntarte: ¿vale la pena? Para contestarte, es recomendable que valores y analices los gastos de tus últimas vacaciones, estudies bien el lugar donde quieres disfrutar de ellas y visites todas las propiedades que sean de tu interés.


post_23b.jpg

 

Ventajas de invertir en una segunda vivienda

 

Las “malas” noticias son éstas, pero no os alarméis porque estas dificultades se quedarán en nada cuando os enteréis de las ventajas que tiene invertir en una segunda vivienda. El ajuste de los precios genera dudas entre los inversores: ¿es buen momento para comprar una casa?, ¿y de hacerlo en la costa?, ¿es mejor el alquiler? Estas y otras cuestiones son muy frecuentes, pero estamos seguros de que ahora sí es un momento excelente para adquirir una segunda residencia. Los puntos positivos así lo demuestran:

 

  • Estabilización de los precios. El mercado inmobiliario está creciendo y los precios comienzan a consolidarse. Sin embargo, todavía se encuentran en niveles bajos, por lo que los importes son muy económicos. Esta es la razón por la que decimos que este es el mejor momento para invertir en vivienda, antes de que se encarezcan los pisos. En ese sentido, si tienes capacidad de ahorro podrás comprarte una segunda residencia incluso sin recurrir a una hipoteca.

 

  •  Apertura al crédito. Sí, las hipotecas de segunda vivienda son más difíciles de conseguir pero, a pesar de ello, hoy en día los requisitos para conseguirlas son menos severos y más flexibles. Los bancos han abierto el grifo del préstamo y, de hecho, en enero de 2016, la concesión de hipotecas creció un 4,1% en relación con diciembre de 2015. Por otro lado, es cierto que los tipos de interés de las segundas hipotecas son más elevados, pero también es verdad que se encuentran en niveles muy bajos, según explica el BBVA Research.

 

post_23c.jpg

 

  • Rentabilidad. Tener una segunda vivienda asegura unas buenas vacaciones, pero no es ese el único aspecto positivo. Ya hemos comentado antes que, como mucho, pasarás dos o tres meses en ella a lo largo del año, ¿por qué no rentabilizarla? Alquilar tu casa en la costa te puede generar ingresos y, además, será tarea fácil, porque muchos extranjeros están interesados en venir al litoral español, y sobre todo alicantino, en los meses de invierno huyendo de las bajas temperaturas de sus países.

 

  • Flexibilidad. ¿Cuántas veces has tenido que abandonar la casa un día antes de acabar tus vacaciones porque tenías que devolver las llaves? Si la residencia es tuya, no tendrás que preocuparte de reservas, precios o tiempo. Por tanto, tener un hogar propio te da más libertad y no hay nada mejor que eso en vacaciones.


La batalla está decidida: las ventajas de invertir en segunda vivienda ganan a los pequeños inconvenientes. ¿A qué esperas para aprovecharte de las buenas noticias del mercado?

 

Suscribite a nuestro blog

Siente la Costa Blanca

Suscríbete y recibirás información sobre el sector inmobiliario, contenidos interesantes sobre Calpe y sus alrrededores, ofertas y mucho más.