Seanest - Jan Van Parijs Propiedades

5 factores que influyen en la situación inmobiliaria en España

La situación inmobiliaria en España se ve influida por una gran cantidad de estímulos. Descubre los factores que más condicionan el mercado actual.

 

 

En la situación del mercado inmobiliario actual intervienen una serie de indicadores que condicionan el resultado final. Estos son los 5 factores económicos que influyen en el sector Real Estate.

La situación inmobiliaria en España ha sufrido una fuerte sacudida debido a la pandemia que ha provocado el Covid-19. Antes de su llegada, el sector se encontraba en un momento de estabilidad e incluso leve crecimiento. Tras la crisis inmobiliaria de 2007, por fin los índices macroeconómicos empezaban a crecer de forma sutil y la situación financiera de las empresas se había fortalecido. Además, la construcción de vivienda también despuntaba tímidamente. 

Todas estas señales positivas en la actividad económica inmobiliaria se han paralizado con el coronavirus. Ha afectado a todos los sectores productivos y en todos los países del mundo, por supuesto; no es algo único de la economía inmobiliaria. Si queremos estar pendientes de la evolución del mercado inmobiliario en los próximos meses, hay 5 factores a los que debemos prestar mucha atención.


Análisis del mercado inmobiliario: 5 factores de peso


Acceso al crédito de las familias

 

La teoría es fácil: para que cualquier persona pueda comprar una vivienda necesita dinero y, dado que un inmueble tiene un coste muy elevado, para ello necesita la colaboración de los bancos. El Covid-19 ha hecho que los bancos perciban más riesgo y que por ello las condiciones de financiación sean menos favorables. Aun así, no es menos cierto que ha habido muchas iniciativas como moratorias hipotecarias para no cerrar el grifo de la financiación en los hogares y empresas, en un momento en el que necesitan liquidez para superar este bache.  

 

 

evolucion mercado inmobiliario

 

Coste del suelo


El precio de la superficie construida siempre ha sido un referente para saber cuál era el estado de la industria inmobiliaria. En los años más duros de la crisis este estaba por tierra y, como consecuencia, no se construía prácticamente nada. En cambio, en los últimos años comenzó a repuntar y, según los datos del Ministerio de Fomento, durante el primer trimestre de 2016 el coste del suelo subió un 5’3% en tasa interanual, situándose en 157’7 euros el metro cuadrado. Los últimos datos, del primer trimestre de 2021, nos indican una caída y el precio del metro cuadrado se sitúa en los 136,4€. 


Estado de la macroeconomía


Variables como la inflación, la prima de riesgo y el precio del dinero condicionan considerablemente el momento del sector inmobiliario. La situación actual de estos factores ha provocado que los tipos de interés en la actualidad se encuentren en mínimos históricos y esto, a su vez, tiene otra consecuencia que es que tanto los precios como el crédito son mucho más accesibles a los potenciales compradores e inversores. Los expertos también hablan de otros elementos macroeconómicos, como la devaluación del euro y la transfusión de liquidez que ha tenido el Banco Central Europeo, que condicionan el marco actual.

 

actividad economica inmobiliaria

Precariedad laboral


Los últimos datos facilitados por la Seguridad Social sitúan el número de desempleados en España en 3.614.339 personas. Pese a ser cifras muy elevadas, los peores datos ya se han superado (entre 2007 y 2008 más de un cuarto de la población activa española llegó a estar en situación de desempleo). Sin embargo, los datos en este sentido no son del todo alentadores porque, aunque se está creando empleo, la mayoría de este es en unas condiciones bastante desfavorables. Contratos temporales o por horas, sueldos mínimos, menor contribución a la Seguridad Social… Todo esto al final tiene una clara repercusión sobre las personas, ya que si no tienen liquidez, no pueden comprar.


Presión fiscal


La necesidad de liquidez en las arcas del estado ha llevado a los últimos gobiernos del estado a endurecer las medidas fiscales para poder recaudar más dinero. Algunas de las medidas que se han tomado en los pasados años son la subida del IBI, la nueva tributación para las segundas residencias o casas de vacaciones y la supresión de la desgravación por compra en el IRPF. A todo esto hay que sumar el IVA y el ITP, los impuestos que gravan la compra de viviendas nuevas o de segunda mano respectivamente. Aunque esto puede hacer pensar a más de uno si merece la pena comprar una propiedad, lo cierto es que estos datos son positivos para los particulares, ya que son los que están haciendo que el coste de los inmuebles no aumente.

 

En resumen, la situación del mercado inmobiliario actual está marcada por los efectos de la pandemia y pendiente de recuperación; tiene margen para ser mucho más buena. Es normal que en este contexto los particulares piensen mucho las cosas antes de invertir en vivienda, así que tu papel como agente inmobiliario será el de asesorarles y facilitarles al máximo la toma de una decisión. 

 

Generar confianza y ofrecerles un servicio personalizado y a su medida será clave para aumentar tu cartera de clientes. Si te interesa dar con un buen nicho de mercado, la vivienda vacacional es una buena opción y la Costa Blanca el destino más deseado. Ven a Seanest y conoce nuestro abanico de propiedades.

 

 

 

Suscribite a nuestro blog

Siente la Costa Blanca

Suscríbete y recibirás información sobre el sector inmobiliario, contenidos interesantes sobre Calpe y sus alrrededores, ofertas y mucho más.