Seanest - Jan Van Parijs Propiedades

Consejos para comprar una segunda vivienda

Si llevas tiempo planteándote comprar una segunda vivienda, este es el momento perfecto. Pero has de tener en cuenta una serie de consejos para dar en el clavo.

 

El pasado mes de abril se firmaron 23.607 nuevas hipotecas en España, lo que supone un incremento del 24’6% con respecto al mismo mes de 2015. Son los últimos datos que arroja el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que corroboran la tendencia alcista del sector inmobiliario. Te interesa conocer estas cifras si estás interesado en comprar una segunda vivienda, ya que una parte importante de esta estadística se corresponde con la adquisición de este tipo de inmuebles.

 

Es buena señal que la venta de apartamentos y casas de segunda residencia estén repuntando, ya que implica una recuperación en el poder adquisitivo de la población. Tal es así que incluso los extranjeros están invirtiendo de nuevo en nuestro país mediante esta técnica. Según informa el Consejo General del Notariado, el pasado 2015 76.680 viviendas libres en España fueron compradas por extranjeros. Pese a ser un buen indicio, comprar una residencia vacacional no es lo mismo que hacerlo con una vivienda habitual. Por eso, hay que tener en cuenta una serie de consejos para acertar con la decisión:

 

postjunio1.jpg

 

Infórmate sobre la zona

Muchas veces ocurre que vamos de viaje a un determinado lugar y nos gusta tanto que nos encaprichamos. Sin embargo, no hay que dejarse llevar por los impulsos. En la adquisición de una segunda vivienda juega un papel fundamental el emplazamiento, pues en cierta medida nos vamos a “casar” con dicho lugar. Comprar una casa de vacaciones significa tener que ir al mismo sitio todos los años, así que primero debes estar preparado para ello; y segundo, debes escoger un buen lugar que reúna ciertos requisitos indispensables como servicios (tiendas, bancos, farmacias, restaurantes…), atención médica, ocio para mayores y pequeños, etc.

 

Calcula la distancia con respecto a tu residencia habitual

Si quieres amortizar la operación te interesa comprar en un lugar que no se encuentre a más de tres horas en coche de donde vives, así podrás viajar hasta allí en periodos vacacionales cortos (como en Pascua o Navidad) e, incluso, algunos fines de semana. Si la distancia es superior, los desplazamientos se convertirán en un inconvenientes y terminarás por ir únicamente en verano, con lo que tendrás una casa de vacaciones a la que apenas sacarás partido.

 

Estudia el coste económico

En relación al punto anterior, es importante valorar el precio de la propiedad en función del uso que le vayamos a dar. No es lo mismo comprar una residencia a la que vamos a ir todos los meses, que una a la que sólo acudiremos en verano. Por lo tanto, en estos casos lo mejor es fijarse un presupuesto acorde a lo que vayamos a disfrutar de la casa. Es así como realmente se puede amortizar la inversión. En este sentido también es esencial preguntarse qué es más rentable, alquilar o comprar. En función de cada caso, la respuesta será una u otra.

 

postjunio2.jpg

 

Piensa en los planes familiares

¿En qué situación se encuentra tu familia?, ¿tenéis pensado ampliarla?, ¿tus hijos ya son mayores de edad y pasan las vacaciones por su cuenta? Son preguntas que debes preguntarte antes de tomar la decisión de comprar, ya que influirá en las características de la vivienda. Si va a ser una residencia de retiro bastará con que tenga una o dos habitaciones, mientras que si va a ser una casa de verano para toda la familia deberás buscar un inmueble más grande, con mayor número de habitaciones y de baños.

 

Analiza los costes de mantenimiento

Pasar de tener una casa a dos implica el doble de desembolso. Luz, agua, gas, comunidad, IBI... Además, las viviendas de vacaciones pueden tener gastos adicionales que no suelen tener las habituales. Por ejemplo, el mantenimiento de la piscina o el cuidado del jardín. Es importante tener esto en mente antes de lanzarse a la compra, ya que muchas personas no evalúan ni hacen números con respecto a los gastos y, una vez adquirido el inmueble, se dan cuenta de que no pueden hacerles frente.

 

Cuidado con los lugares de moda

Cada cierto tiempo se pone de moda una ciudad como destino de vacaciones. Marbella, Ibiza, Benidorm… Ten cuidado con los lugares que están de moda entre la mayoría de la población porque generalmente los precios suelen ser bastante más caros y, además, los desplazamientos hasta ellas se complican. Atascos para ir y para volver, colas en los supermercados, tiendas y demás comercios, ocupación al 100%... Son algunos problemas derivados de irse a veranear al destino más puntero.

 

Como ves, comprar una segunda residencia implica tomar muchas decisiones. Por ello, es bueno dejarse asesorar por especialistas que conocen mejor que nadie el mercado y pueden ofrecerte justo lo que buscas. En Seanest tenemos las mejores residencias vacacionales de la Costa Blanca, una garantía para que encuentres la casa de vacaciones con la que siempre has soñado.

 

Suscribite a nuestro blog

Siente la Costa Blanca

Suscríbete y recibirás información sobre el sector inmobiliario, contenidos interesantes sobre Calpe y sus alrrededores, ofertas y mucho más.