Seanest - Jan Van Parijs Propiedades
QUÉ HACER EN LA COSTA BLANCA

El litoral de la provincia de Alicante es tan rico que no da lugar al aburrimiento. Actividades marítimas, deportes de montaña, ocio familiar, fiestas, tradiciones... Un sinfín de posibilidades que hacen de la Costa Blanca el lugar en el que estar.

Buceo

  • Cerrar

Si hay una actividad por excelencia en el litoral alicantino esa es el buceo.

La limpieza y calma de las aguas en esta zona del Mar Mediterráneo la convierte en un destino deseado por los amantes de esta práctica. En las profundidades de la Costa Blanca existe una gran variedad de fauna marina, entre la que destacan los bancos de posidonia, las castañuelas y otras especies autóctonas de gran valor.

Ciclismo

  • Cerrar

La Costa Blanca es la cuna del ciclismo dentro de la Comunidad Valenciana.

Con puertos de montaña tan importantes como la Carrasqueta, el Coll de Rates o el Xorret de Catí, no es de extrañar que tanto ciclista profesionales como amateurs se desplacen hasta la zona para disfrutar la máximo del ciclismo. Los menos experimentados cuentan con recorridos más tranquilos, como las sendas habilitadas para recorrer el Peñón de Ifach en bici o las rutas por la Sierra de Aitana.

Cultura

  • Cerrar

Los cientos de años de historia de la Costa Blanca se reflejan en el amplio patrimonio cultural de esta zona del litoral español.

Visitar los distintos pueblos y monumentos que la conforman es la mejor forma de adentrarse en su historia. El Huerto del Cura en Elche, el Castillo de Santa Bárbara en Alicante, el Palacio de Guadalest o el Castillo de la Atalaya en Villena son tan sólo algunos ejemplos de la gran herencia cultural que se puede ver en la Costa Blanca.

Gastronomía

  • Cerrar

La influencia del mar se refleja fuertemente en la gastronomía típica de la Costa Blanca.

En la mayoría de sus platos predominan el pescado y el marisco, así como otro ingrediente típico de la comunidad: el arroz. Poder peregrinar por los distintos pueblos de la costa y degustar la cocina típica de cada localidad (como el arroç a banda, el caldero de pescado o la fideuá) es un lujo cien por cien recomendable que muy pocos pueden experimentar.

Golf

  • Cerrar

El excelente clima de este área del Mediterráneo, que ronda los 18 grados de media, favorece la práctica de muchos deportes a lo largo de todo el año.

Uno de los más populares es el golf que atrae miles de visitantes hasta la Costa Blanca. A lo largo de los más de 200 kilómetros que tiene de extensión la Costa Blanca existen 24 campos de golf, algunos de ellos diseñados por grandes profesionales de este deporte como Severiano Ballesteros o José María Olazabal.

Vela

  • Cerrar

En la Costa Blanca existe una larga tradición hacia la práctica de deportes náuticos, entre los que destaca especialmente la vela.

Este deporte requiere pericia, calma y una dosis de adrenalina que lo hace tan adictivo. Por eso, quienes lo practican dicen que no hay mayor placer que estar al mando del timón de un velero. En la Costa Blanca puedes aventurarte con la práctica de la vela, pues sus aguas son el lugar ideal.

Senderismo

  • Cerrar

En la Costa Blanca no todo es mar y playas, el interior de esta zona de Alicante también es muy rico e idóneo para la realización de deportes de montaña.

Uno de los más indicados es el senderismo, para la práctica del cuál existen diferentes rutas que permiten adentrarse en zonas como el Parque Natural del Montgó, la Sierra de Mariola o los alrededores del embalse de Guadalest. Conocer a pie la diversidad de los parajes naturales de la Costa Blanca es un privilegio que merece la pena experimentar.